La solución para pacientes con grandes alteraciones de los huesos maxilar y mandibular

La cirugía ortognática permite tratar, ya sea por motivos funcionales o estéticos, aquellos casos en los que hay problemas de armonía facial. Estas deformidades faciales se producen en los casos en que ha habido un exceso o falta de crecimiento de los huesos que forman la cara, provocando un crecimiento anormal de ésta.

Esta alteración tiene lugar durante la etapa del crecimiento, llegando a su estabilidad en la edad adulta. Cualquier hueso facial puede verse afectado por esta alteración, dando lugar a una falta de armonía funcional y estética en el rostro.

cirugía ortognatica y ortodoncia
Cuando se ven afectados el maxilar o la mandíbula se producen problemas de oclusión o mordida, por ello, hay que combinar cirugía ortognática y ortodoncia.

Clasificación de las alteraciones faciales

RETROGNACIA-mand

Maloclusión de Clase II o retrognacia mandibular

En la maloclusión de clase II los dientes superiores se encuentran adelantados respecto a los inferiores. Además de la alteración estética en el perfil facial también se produce una repercusión en funciones como la masticación, la deglución, la fonación o la respiración. Los resultados tanto estéticos como funcionales son muy evidentes en estos pacientes.

clase III

Maloclusión de Clase III o Prognatismo mandibular

En la maloclusión de clase III los dientes inferiores se encuentran por delante de los superiores. También supone un problema estético de la armonía facial y funcional del paciente.

sonrisa-gingival

Sonrisa Gingival

Hay pacientes que muestran una excesiva porción de encía en la arcada superior al sonreír debido a que su labio superior es corto o porque el maxilar es muy largo para el labio que lo cubre. Cuando el problema estético no se puede solucionar exclusivamente con ortodoncia, se realiza cirugía ortognática sobre el maxilar superior, para llevarlo verticalmente hacia arriba (impactación maxilar), así como de la mandíbula, adaptándola a la nueva posición del maxilar.

mordida-abierta

Mordida Abierta

Se caracteriza por una falta de contacto entre los dientes de ambas arcadas al cerrar la boca. Puede deberse a una malposición de los dientes, de los huesos o de ambos. Cuando la causa es esquelética, la solución pasa por combinar la ortodoncia y la cirugía ortognática y así poder coordinar la mandíbula y el maxilar para que los dientes de arriba y abajo se puedan solapar.

Cuando se ven afectados el maxilar o la mandíbula se producen problemas de oclusión o mordida, por ello, hay que combinar cirugía ortognática y ortodoncia.

Estética

20%

Coste

80%

Rapidez

80%

Comodidad

70%

Facilidad Higiene

70%

Cuando se ven afectados el maxilar o la mandíbula se producen problemas de oclusión o mordida, por lo que la cirugía ortognática no sólo proporciona resultados estéticos sino que funcionalmente es muy importante ya que mejora la masticación, la respiración, la deglución, la fonación y, en general, todas las funciones relacionadas con la posición de los maxilares. Los pacientes que presentan estas alteraciones deben, también, combinar la cirugía ortognática con ortodoncia.

Fases del tratamiento de la cirugía ortognática

Los casos clínicos que requieren un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática suelen durar un promedio de 18 meses. Este tipo de tratamientos los dividimos en cuatro fases.

1

Planificación

Al igual que en los casos convencionales de ortodoncia, en el paciente que requiere cirugía ortognática se realiza un estudio pormenorizado en colaboración con el cirujano maxilofacial. Este estudio incluye el análisis facial, de modelos, funcional y cefalométrico. Con todos los registros diagnósticos realizamos el plan de tratamiento para obtener el mejor resultado en cada paciente.
2

Ortodoncia Pre-quirúrgica

El primer paso del tratamiento es colocar los dientes del paciente para preparar la cirugía ortognática dándole una llave estable al cirujano. Así, cuando coloque los huesos maxilar y mandíbula, éstos quedarán encajados y estabilizados.
3

Cirugía Ortognática

El objetivo es coordinar los huesos maxilares en posición y tamaño. Se realiza bajo anestesia general en ámbito hospitalario, por lo que requiere una estancia de 24 a 48 horas. Las técnicas utilizadas son mínimamente invasivas, no dejando cicatrices visibles en la piel, y permitiendo al paciente una rápida recuperación.
4

Ortodoncia Post-quirúrgica

Después de la cirugía ortognática conseguimos los detalles finales de la oclusión mientras se estabilizan los movimientos óseos realizados en la operación.
Ortodoncia-Madrid-David-Gonzalez-Zamora
Ortodoncista

Dr. David González Zamora

El Dr. González Zamora es uno de los ortodoncistas más reputados actualmente a nivel internacional, impartiendo multitud de conferencias y cursos en las citas más importantes del sector. Es especisalista en Ortodoncia Digital, particularmente en Sistema Insginia.

El Dr. González Zamora te atenderá personalmente y llevará acabo todo tu tratamiento.

Pide tu cita para que valoremos tu caso

La 1º consulta, la limpieza y las radiografías son gratuitas